BUEN USO DE LA TIPOGRAFÍA

El ordenador nos da posibilidades ilimitadas con las fuentes tipográficas (tipos de letras). Pero a veces, el tener tantas opciones hace que al final el texto sea un desastre: poco legible, tedioso… Lo que pensábamos iba a ayudar… en fin, todo lo contrario.

Lo primero que debemos pensar al seleccionar una fuente, es qué tipo de mensaje queremos transmitir, y si la que nos viene por defecto es la más adecuada a tal fin. Por ejemplo, para trabajos y resúmenes, la Arial, Helvética, Times New Roman, las Bodoni… están pensadas para la lectura de textos largos.

Si se quiere dar un aspecto muy escolar e infantil, tipos como las script o Handwritting (las hay a miles) nos ayudarán muchísimo.

Para carteles y tarjetas, es mejor utilizar tipos que no estén muy vistos. Piensa que si quieres destacar no debes usar lo que ya emplea todo el mundo. Las letras góticas o de fantasía es mejor dosificarlas.

RECUERDA LA MÁXIMA: MENOS ES MÁS

Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar a hacer tus escritos más legibles y profesionales.

http://graffica.info/erik-spiekermann-trucos-tipografia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s